jueves, 10 de septiembre de 2009

La camisa negra

La camisa negra es como una pieza de budú poderosa, esta embrujada, lo juro.
Esa camisa tiene la culpa del desenfreno de mis encantos, y no tiene nada que ver con un escote prominente o lo que sea que pueda llegar yo a mostrar; si digamos que tengo mejor delantera que Boca jaajjaa.
No la camisa negra en cambio, va abrochada casi hasta el cuello, brilla y brilla porque es de seda, y nose...pero me da un aire dark.
Situacion 1:
yo: camisa negra, pantalon de jean (obvio), zapatillas de lona (siempre, de las que sirven para no hacer nada). Camino medio pelotudeando con la mirada por las oficinas. De vez en cuando alguna minita muy buena aparece.
Ella: perrisima, falda de cuero negra, remera marron ajustada al cuerpo, con escote prominente y botas largas con tacos muy altos, lentes con marco negro y la lapicera en la boca (mordiendola >.<). Me mira y me sonrie por encima de la oja
Yo: jajaja no seas chota, mira si te va a dar bola tremendo minon.
Ella: Cuando vengo de vuelta por el pasillo -> "hola bella"
yo: media sonrisa y algo sonrojada -> "hola, que tal?" con voz de Cacho Castaña
Situacion 2:
Yo: entrando al baño, me miro al espejo como atontada, porque la alta perra me saluda con un "hola bella"
Otra: (si, no es la ella de la vez anterior) "Hey, hola, me llamo S ¿Como te llamas? ¿Qué te parece el trabajo? ¿Cómo te sentis?" Medio arrinconandome contra la pared, mirandome la boca y mirando insistentemente a la puerta y a mi, como si fuera pecado hablar conmigo.
Yo: brazos a la cintura, onda cuando hacen un cambio en la cancha y el flaco se para a ver lo que le dice el DT. "Bien, me llamo N, me parece bueno el trabajo, va a ser algo interesante"
Ella: sonrie, me mira.."ahi salgo", entra al baño rapido y sale en medio de un minuto. "¿queres un cafe?"
Yo: y si...la mire desde que entre a la oficina, no tiene grandes destaques pero una mujer con herramientas es como un iman para mi. "dale, nos escapamos un rato" siempre tiendo a decir estas cosas que le dan un sabor prohibido a todo, si, soy una mala influencia y siempre lo seré.
Salimos entonces del baño hacia el cafe y una mina en otra oficina la llama desesperada porque algo exploto, me mira y dice "bueno, otra vez será"...
Yo: obviamente hablando mentalmente conmigo misma "y si boluda, que te pensas, es tu vida"
Quiero destacar que esas situaciones solamente suceden con la camisa negra puesta, porque al dia siguiente ninguna de las dos ni siquiera contesto mi saludo. WTF!!
p.d: de ahora en mas...solo vestire camisas negras.

1 comentario:

Ana dijo...

Hola...

Quiero decirte que tu blog es brillante y agradecerte mucho por tus palabras en el mío... Es difícil levantarse (es mi primera caida será por eso?). Gracias, siempre voy a agradecerte por tus palabras...
Besos...
Ana.